Jugar en la empresa, cuando la gamificación es tendencia

ByJavier Roda

Jugar en la empresa, cuando la gamificación es tendencia

La gamificación y su impacto en los recursos humanos

gamificación

La gamificación es el empleo de mecánicas de juego en entornos no lúdicos con el objetivo de motivar a las personas a realizar tareas poco atractivas. Consiste en hacer que una acción sea más satisfactoria, transformando cualquier actividad poco atrayente o repetitiva, en una más estimulante. Estas prácticas conllevan la generación de nuevos hábitos y el aumento de la productividad en la empresa.

Por este motivo, el 70% de las compañías más grandes del mundo, según el Ranking Global 2000 de la revista Forbes, han implementado técnicas de juego para estimular, formar y potenciar el talento dentro de las empresas.

¿De qué forma puede impactar la gamificación en el área de actuación de los recursos humanos?

  • La gamificación identifica el talento y las áreas de mejora de los colaboradores

La gamificación además de transformar las tareas poco atractivas en estimulantes, permite medir acciones concretas. Desde recursos humanos, podemos utilizar esta herramienta para identificar el talento dentro de la empresa y descubrir las fortalezas a mejorar de cada colaborador.

La recolección de la información obtenida nos guiará a la hora de establecer planes de carrera, planes de sucesión y módulos formativos para potenciar a nuestro cliente interno.

Si relacionamos unas mecánicas de juego a unas variables determinadas que queremos medir para identificar el talento, los colaboradores nos proporcionarán la información que necesitamos motivados por los elementos de juego.

  • La gamificación potencia el trabajo en equipo y fomenta tanto el compromiso como el buen clima laboral

La utilización de mecánicas de juego en el entorno laboral aporta beneficios para la empresa y las personas que la componen. La gamificación propicia a que los colaboradores a la hora de superar los retos y alcanzar las metas propuestas, se sientan más satisfechos y motivados.

El reconocimiento profesional obtenido mediante los esfuerzos del colaborador aumenta el compromiso de este hacia su trabajo e interioriza los valores y cultura de la organización.

Si enfocamos la gamificación hacia el trabajo en equipo y la colaboración, podemos favorecer la creación y el fortalecimiento de lazos entre colaboradores, mejorando tanto el clima laboral de la organización como la productividad de esta.

  • La gamificación fomenta la generación de ideas e identifica los comportamientos deseado

Los colaboradores, mediante un juego propuesto por la organización, pueden aportar ideas para dar solución a problemas reales de la empresa o mejorar procesos a través de la creatividad colectiva.

Las mecánicas de gamificación también se han implementado con éxito en los procesos de atracción y selección de personal. Una vez determinado el perfil deseado por la organización, recursos humanos puede identificar los comportamientos requeridos para el puesto mediante procesos individuales o grupales, recolectando información difícil de obtener en una entrevista tradicional.

En conclusión, la gamificación nació como una tendencia al inicio de esta década y actualmente se ha vuelto una herramienta imprescindible en las mejores empresas. En Manum Consulting Group incluimos este tipo de dinámicas en nuestros cursos y formaciones para mantenernos acordes a las últimas tendencias del sector. 

Por Bernat Rigol
Consultor Junior

About the Author

Javier Roda editor