8 cosas que los líderes excepcionales hacen sin pensar

ByJavier Roda

8 cosas que los líderes excepcionales hacen sin pensar

líderes

Los auténticos líderes mejoran a través de formación, experiencia y mucha introspección. Aprenden a tomar decisiones de forma muy rápida, aprenden a trabajar con personalidades diferentes, aprenden a nutrir, motivar e inspirar a sus colaboradores. Es entonces, cuando empiezan a liderar de verdad.

Con el tiempo, las habilidades adquiridas se convierten en automáticas e instintivas, y hay 8 cosas que empiezan a hacer sin pensar y convierten a un líder en un líder excepcional.

1. ELOGIAR.

Los líderes excepcionales elogian frecuentemente, de forma sincera y natural. No lo hacen por obligación ni compromiso, simplemente lo hacen porque les apetece hacerlo y creen que la otra persona merece un elogio y tiene que recibirlo.

2. DECIDIR.

Las ideas están muy bien, pero lo importante es llevarlas a cabo. Los auténticos líderes, de forma muy rápida, valoran, deciden y actúan. La decisión y la acción generan confianza, por este motivo, a veces es mejor tomar malas decisiones que no tomar ninguna. La mayoría de las veces los errores se pueden corregir. A pesar de que siempre hay que intentarlo, raramente se toma la mejor decisión la primera vez que se intenta. Así que lo más importante es saber adaptarse, aprender y revisar las acciones llevadas a cabo para no volver a cometer los mismos errores.

3. ASUMIR RESPONSABILIDADES.

Todos nos equivocamos en alguna ocasión, no se puede evitar pero sí que se puede modificar la forma de actuar cuando esto sucede. Los líderes excepcionales no tienen ningún problema en admitir que han cometido un error, lo cual les permite rectificar con mayor antelación, y evitar así que la equivocación tenga consecuencias superiores. Estas personas consideran que los errores son simples retos que hay que superar, y que en ningún caso se pueden convertir en oportunidades para señalar culpables.

4. COMUNICARSE.

En las empresas normalmente todo el mundo sabe que tiene que hacer, implementar, decir, y a veces incluso, sentir. No obstante, muchas veces el por qué no está nada claro, y este es el motivo por el que fallan muchos proyectos.También hay que tener en cuenta que muchas veces, para que la comunicación sea eficaz es más importante saber escuchar que transmitir o explicar.

5. PRACTICAR CON EL EJEMPLO.

Cuando tienes un cargo, las personas se fijan más en ti y en tus acciones, eres un ejemplo a seguir, pero no por este motivo te tienen que importar más las apariencias que las propias acciones. Los auténticos líderes se preocupan más por lo que hacen que por lo que muestran al exterior, y a la larga, las personas que tienen a su alrededor también lo hacen, lo cual es mucho más productivo y beneficioso para la organización.

6. OFRECER FEEDBACK.

Todas las personas quieren mejorar, tener más habilidades, conocimientos, etc., y para ello es imprescindible que reciban feedback constructivo. Los auténticos líderes dan a sus empleados porque se preocupan por ellos, no sólo a nivel profesional, sino también a nivel personal. Son muy sinceros y muchas veces esto les introduce en situaciones incómodas, no obstante, esto no les importa si están seguros de que así ayudarán a mejorar a la otra persona.

7. BUSCAR AYUDA.

Muchas veces, las personas que tienen a otros empleados a su cargo evitan mostrar signos de vulnerabilidad o falta de preparación. Consideran que si están al cargo de todo, deben tener conocimientos de todo, y esto es imposible. Los líderes excepciones no pretenden saberlo todo, de hecho, intentan contratar a personas que saben más que ellos y no sienten ningún tipo de vergüenza por solicitarles ayuda, todo lo contrario.

8. RETAR A LAS PERSONAS.

La mayoría de los líderes implementan sus ideas insistiendo en procesos y procedimientos que las apoyan. Sin embargo, para los trabajadores, el compromiso y la satisfacción están mucho más relacionados con tener autonomía e independencia para tomar decisiones sobre su trabajo. Los líderes excepcionales definen unos estándares generales y dejan total libertad al equipo para decidir la forma de trabajar que cumpla con ellos. El reto queda en sus manos, de este modo se implican más en los proyectos y tienen la oportunidad de utilizar todos los conocimientos y habilidades que poseen, sacando a la luz y desarrollando todo su talento profesional.


Y después de este breve listado, llega el momento de hacer autoevaluación. ¿Qué tipo de líder eres tu?

En Manum contamos con el programa internacional “The Leadership Challenge“, la mejor alternativa para profesionales que quieran mejorar sus habilidades de liderazgo, consolidar a sus competencias y capacidades directivas y llevar a su organización a un nivel superior. Pídenos más información en info@grupomanum.com

 

About the Author

Javier Roda esm